Lobo y quebranto en El Pindal

Lobo y quebranto en El Pindal

Lobo y quebranto en El Pindal, Cangas de Onís. Gonzalo Barrena “A una llevaren-y un cadril, dos caminen sin peyau, que y-lo arrancaren a dentellaes, y esa que y- asoma un vexigu per el costau, tamién irá de viaje”. Más las cuatro muertas del todo, de las que no queda...

Cabruñar

Cabruñar Gonzalo Barrena. Con el arte de cabruñar, otro saber de la autosuficiencia, el campesino se provee de las herramientas que necesita o las adecúa al uso. Así ocurría antes de Amazón y del consumo, antes de que las personas rompiesen a pedir y tirar las cosas...

Unas acelgas

Unas acelgas. El Fielato, 27 mar 2019. Gonzalo Barrena De Sevares a Sellaño, a las puertas de Ponga, hay una carreterina sinuosa y suave, de dieciocho kilómetros apacibles si no se lleva el tiempo contado ni apremia la obligación. Dos tercios del recorrido son de...

Las dos hermanas

Las dos hermanas En 1976 dos niñas de cuatro y seis años subían solas por el camino de Villapiés, Amieva, parroquia de Sebarga. El abuelo, entretenido en la ceba del ganado, olvidó bajar a su encuentro y ellas emprendieron el remonte con una autonomía impensable hoy....

Ocho apellidos de aldea

Ocho apellidos de aldea En medio de tanto ajetreo, no nos estamos dando cuenta de la cantidad de personas que preguntan por “una casa con algo de terreno” para venirse a vivir aquí. Se trata de un fenómeno nuevo, asociado a la dureza del vivir en la ciudades, a su...

Quizá el invierno

Quizá el invierno Andan las cocinas remoloneando, aguantando el momento de encender. Cuando empiecen de a hecho los hogares a hendir con humo el aire frío, se habrá acabado la estación buena. Entretanto, los tractores echan abajo la madera que se ha de tronzar, ahora...